Tulipanes a domicilio para los amantes de la historia

Seguramente no sepas qué historia hay detrás del simple hecho de enviar unos tulipanes a domicilio. A lo largo de la historia, han sido muchas las veces en las que ciertas flores han dado nombre a determinados eventos.

  • Flores a domicilio
  • 0

Un ejemplo lo encuentras en la guerra de las Dos Rosas, que enfrentó a los Lancaster y a la casa de York cuando ambas aspiraban al trono británico en el siglo XVI. Los eventos acontecidos en torno al tulipán son tan fascinantes como aquel y le proporcionan un lugar protagonista en la historia.

Con los tulipanes llegó la locura a Europa

Hacia la mitad del siglo XVI, se introdujo el tulipán en Occidente gracias al embajador austriaco en Turquía. Sin embargo, su nombre procede del término francés turban por su parecido a un turbante. Unos años después, el botánico flamenco Clusius llevó a Holanda unos cuantos bulbos y los mantuvo escondidos como un tesoro. Eso no evitó que una noche se los robaran. Desde entonces, se extendieron por todo el país y las arenas ganadas al mar demostraron ser ideales para su cultivo.

El tulipán, símbolo de la riqueza

A la nobleza del momento, le fascinaron aquellas flores y sus hermosos colores. Como eran escasas, se vendían a altos precios en los mercados y simbolizaban el estatus social. Ni siquiera la enfermedad pudo con su buena fortuna.


Al poco tiempo, las flores se vieron afectadas por el virus mosaico. Este causaba en las flores finas líneas aleatorias de colores y trastoca sus pigmentos. Aquello las convirtió en más populares y bellas si cabe, y los precios subieron aún más.

La aristocracia francesa se empezó a interesar por aquellas flores y los mercaderes lo interpretaron como una oportunidad para extenderlas por toda Europa. Holanda se llenó de especuladores y de inversores.

La tulipomanía o la primera burbuja económica de la historia

En las primeras décadas del siglo XVII, el precio de los bulbos de los tulipanes más raros adquirieron precios desorbitados. Una hermosa mansión en el centro de Ámsterdam se compró con un determinado bulbo. Las transacciones se efectuaban en las tabernas cercanas a los mercados y la gente acudía como si de un espectáculo se tratara. Muchos pensaron que era una tontería trabajar pudiendo hacerse ricos especulando con los bulbos en unas horas, que subían de precio cada vez que cambiaban de manos.


Anécdotas de la época hay muchas. Cuentan, por ejemplo, que un marinero se comió uno de los bulbos más caros confundiéndolo con una cebolla. Lo condenaron a seis meses de prisión, pero pudo ser linchado por la gente.

En febrero de 1637, el mercado se hundió. Los historiadores apuntan a dos razones principales. Una epidemia de peste bubónica pudo frenar drásticamente la actividad del mercado de Haarlem y, por otro lado, los precios estaban tan disparados que eran inasequibles para muchos. La especulación se había producido en los tramos intermedios de la cadena y, en el momento que fallara el comprador final, la cadena se rompería. Así ocurrió y la caída de precios fue brutal. También, las autoridades intervinieron y declararon que los contratos de futuros sobre los bulbos eran humo.

Aunque los historiadores no se ponen de acuerdo sobre los efectos reales de aquel suceso, en los manuales de economía modernos se estudia como el primer caso de burbuja económica de la historia.

 

La sensatez del precio de un ramo de tulipanes en la actualidad

Hoy, Países Bajos mueve el 87 % del mercado de bulbos de tulipán del mundo. Supone una de las partes más importantes de su economía con precios asequibles. También en economía, a veces, menos es mucho más.

En la actualidad, un ramo de tulipanes no es un bien de lujo ni de estatus. Es un detalle bonito, natural y, afortunadamente, al alcance de todos. Aunque simboliza el amor sincero, al final, también trajo la fortuna a todo un país. Quizás, no como deseaban o esperaban, pero finalmente lo consiguió.

Comprar tulipanes en una floristería a domicilio

Sabemos que ahora, cada vez que vayas a comprar tulipanes, te acordarás de que movió a todo un país. Sin embargo, son flores muy sencillas y elegantes con unas tonalidades maravillosas. Las vas a encontrar en diversos colores, desde el púrpura hasta el amarillo, pasando por el blanco. En nuestro catálogo, contamos con distintos ramos de tulipanes según su color. Todos ellos están formados por 20 tulipanes monocromáticos que nos parecen preciosos.


En nuestra floristería a domicilio, te llevamos el ramo de tulipanes que desees a la dirección que nos digas y en la franja horaria que prefieras. Las entregas las realizamos de martes a sábado a cualquier punto de la península y de lunes a sábado si es en Madrid.

Ya sea para regalar o para ti, encargar tulipanes a domicilio es una apuesta segura y, ahora, ya sabes que también está cargada de historia.

WhatsApp